Cuerpo Central: El imperio Carolino
ISABEL O JUANA
Muchos estudiosos, y yo la primera, identificamos la figura de este medallón como la Emperatriz. Pero el caso de Carlos era muy especial. Según la tradición dinástica, la reina era Juana, y el hijo no debía heredar la corona hasta la muerte de la madre. Esta situación dio lugar a una pugna diplomática entre Bruselas y el consejo de Castilla, cuando murió Fernando, en 1516. Finalmente triunfó la fórmula: «Don Carlos y doña Juana su madre, ella en segundo lugar, pero presente». Es lo que reflejan las Ordenanzas de Gattinara: «Para España, el águila de San Juan y la reina Juana, en segundo lugar», en este caso a la izquierda. Esto lo corroboran las monedas, entre otras la moneda aragonesa que presentamos:
images/juana_moneda.jpg
Moneda de Carlos y Juana.

Según las reglas de la numismática, sólo pueden figurar en una misma moneda los que reinan juntos. En las monedas de Carlos V, él figura con su madre y no con la emperatriz. Finalmente, ordenanzas y monedas nos llevan a identificar en el medallón a la reina Juana.
Aun más, en las monedas la inscripción, dice siempre «Iona et Carolus Reges Αragonum». Es decir que para España la reina sigue siendo Juana antes que su hijo, sin atender a imposiciones venidas de fuera.
Por medio de esta imagen mil veces repetida y en varias acuñaciones el flamenco Carlos se enraizaba en España, ya que Juana era española e hija de los Reyes Católicos.
En todo caso, la observancia tan rigurosa de las Ordenanzas en las 5 figuras, invita a
pensar que este tramo central de la fachada procede de la cancillería.